2005-05-24

Estudiantes kamikaze

Mi hijo menor estudia en el Instituto México Secundaria, al centro-sur de la Ciudad de México. Exactamente queda aquí
Ayer, una compañera suya fue atropellada, aparentemente por alguna mamá apresurada, la niña se encuentra grave.
En las mañanas llevo a mi hijo en transporte público (lo cual tiene sus propios y elevados riesgos en esta ciudad) y soy testigo de las enormes colas de automóviles esperando dejar a los muchachos exactamente en la puerta de la escuela.
El problema es que ésta se encuentra en un "Eje vial" (Eje 8 sur, para ser exactos).
¿Que es esto? Dirán los que no conocen la Ciudad de México. Son avenidas amplias (4 a 6 carriles), algunas de las cuales tienen lo que llaman un "carril de contraflujo" sobre el cual circula transporte público.
Hasta hace relativamente poco, los ¿Infames?¿Famosos? "Padres del Instituto México" simplemente se estacionaban en ese carril, obstruyendo el abundante tránsito del contraflujo... hartos, usuarios de esto y los medios hicieron una campaña para evitar el estacionamiento.
Ahora la situación es de más riesgo para los niños: si bajan del lado del conductor, desembarcan directamente en el carril de contraflujo. Peor aún: hay padres que les permiten bajar del lado opuesto al conductor, desembarcando en el que sería el carril de mayor velocidad, rodeando al auto del padre y cruzando el carril de contraflujo...
Así, ayer, una madre histérica por el tiempo (¿Tendría que llevar a los niños de la primaria que entran 45 minutos después?) invadió el carril de contraflujo en sentido contrario, y la niña que se cuidaba del tránsito que normalmente vendría por su izquierda, jamás volteó a la derecha y fue salvajemente atropellada. La señora en cuestión huyó.
Las razones de tal accidente son muchas: una ciudad que ha crecido caóticamente, insuficientes recursos de policía para resguardar cada escuela, la consistente falta de tiempo y prisa contínua por vivir en una ciudad como México y la persistente paranoia de no perder de vista a los hijos en una ciudad insegura como esta.
Comentando con mis hijos sobre el accidente pensábamos que tristemente se va a culpar a todo mundo excepto a la paranoia de tener que entregar a los hijos a 30 centímetros de la puerta de la escuela, y en el automóvil...
Más sobre el tema después.

Lectura actual: "Trece" de Rafael Menjívar. Pocas páginas leídas: impactante. Más al terminarla.

3 comentarios:

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Ya escribe eb tu blog, ¿no? Siempre tienes cosas interesantes que decir.
Un abrazo.

davidharolds71725057 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
c0d1g0 dijo...

Jajaja no crei encontrarlo a usted Mr. Marin bloggeando, pero que agradable sorpresa. (Aunque un poquito abandonado esto :P)

Respecto a la nota (que se que ya tiene tiempo) quiza sirva a manera de desahogo esta liga a una que escribi desde otro punto de vista:
http://c0d1g0.blogspot.com/2005/08/trfico.html

¡Saludos!

PD.- Que mal por el "blogspam" anterior a este comentario :(